El comprador industrial dirige el desarrollo social.

Toda la historia de la humanidad se ha basado de identificar el mejor método para producir y repartir bienes. Según los resultados, el sistema económico, ha sido el más exitoso, justo debido a que se basa de un intercambio equitativo, por medio de un símbolo numérico que representa el valor de cada uno de esos bienes: El dinero. Este intercambio motiva a las a invertir su tiempo y energía en generar un bien que pueda satisfacer la necesidad de otras personas. El sistema económico tiene el propósito de dar trabajo a la gente para organizar a todos los miembros de una comunidad y enfocar su tiempo y energía en generar un bien que satisfaga las necesidades del resto de la comunidad. Sin embargo, no es normal que las personas estén dispuestas a invertir su tiempo y energía trabajando para resolver las necesidades de otros, a menos que reciban un incentivo a cambio. De ahí la importancia de una compra. La compra de un bien, motiva a las personas a invertir su tiempo y energía para satisfacer esa demanda, por lo tanto, en la medida que haya más compras, habrá más trabajo y por lo mismo, más necesidades serán satisfechas. En la medida que se generen más compras, se impulsa el flujo de la economía. Y en la medida que fluya la economía, se generan más trabajos. Sin embargo, el sector del mercado que genera más trabajos y por lo tanto, más influencia ejerce en la economía, son los procesos industriales. Las cadenas de suministro, son las que fomentan el trabajo de un mayor número de personas, denominando así a los compradores industriales como el motor del sistema económico. Estos puntos permiten visualizar la importancia del rol de los compradores industriales, sin embargo, no da la misma claridad sobre la responsabilidad con la que cargan. Un comprador industrial toma las decisiones que motivan el trabajo de cientos de personas. Las decisiones de los compradores industriales, no solo se trata de satisfacer las necesidades de la propia empresa, sino que también son los responsables de los suministros productos que impulsarían la eficiencia de su operación. Pero sus decisiones, además de tener enormes impactos dentro de la empresa, también tienen enormes impactos fuera de la empresa. Los proveedores que sean escogidos por los compradores industriales, son aquellos que reciben mayor inversión y por lo tanto, más capacidad de desarrollo, por ende alimenta el desarrollo de esa institución es el equivalente a alimentar la mentalidad de la misma. Los ideales que guían a los directores de cada institución, se reflejan en la manera en que se relacionan con sus trabajadores y la manera en que su operación se relaciona con el gobierno y el medio ambiente. Por ende, estas decisiones no son pequeñas, al contrario. Decidir a los proveedores en quienes se va a invertir, es de los factores que más influencia tienen sobre el desarrollo y la dirección que toma la sociedad. Bajo esta concepción, se puede identificar que existen varios factores que podrían, o mejor dicho, deberían influir en los proveedores que se contrata. No debe bastar con qué escoger el mejor precio, un buen comprador industrial, también debería contemplar que la operación de los proveedores esté alineada a la misión del cliente interno.