¿Solo un regateador?

El propósito principal de la operación de cualquier empresa es generar el máximo de utilidad. Esta utilidad depende de dos variables. Es resultado del precio en que se vende un producto, menos el costo de producción de este. Toda empresa, procura agrandar la brecha entre estas dos variables, para que la utilidad de cada venta sea mayor.

Con este propósito en mente una empresa tiene dos opciones.

  • Vender el producto a un mayor precio.
  • O reducir el costo de producción.

La función de los compradores se enfoca principalmente en la segunda: Reducir el costo de producción.

Su labor consta de hacer que la empresa pueda satisfacer la demanda de los clientes, con la inversión mínima de tiempo, dinero y personal. Estos costos se pueden reducir de diferentes maneras.

Una de ellas es, reducir el precio de los suministros. Sin embargo, la importancia de esta labor ha creado la concepción de que la principal función de los compradores es regatear a los proveedores para reducir costos.

Sin embargo, esta solo es uno de los métodos posibles para reducir los costos.

Una de las principales formas en la que este departamento genera esos ahorros, no es regateando a proveedores, sino optimizando los procesos de compras, haciendo que los procesos sean más eficientes. Manejar equipos de 100 personas o más, cuesta mucho dinero, por lo tanto, optimizar estos procesos, reduce el tiempo que estas personas invierten en los procesos y genera grandes ahorros.

Por ello su propósito es satisfacer las demandas de la empresa, de manera que se requiera la menor inversión de tiempo y energía del personal para que el costo de adquisición sea mucho menor, el valor de una compra sea mayor, y por consiguiente el costo de producción también se mitigue.

La eficiencia de estos procesos se puede impactar en diferentes niveles del proceso de adquisición.

Este proceso consta de diferentes fases. En primera instancia, es importante identificar los requerimientos de la empresa, para que, a partir de ese punto, comenzar a cotizar en el mercado, las mejores ofertas del producto que se requiere. Esta fase requiere de un proceso de investigación para tener las mejores bases de negociación, no para regatear precios, sino para conseguir el mejor producto, a un buen precio.

Una vez identificada la mejor oferta y acordada la compra, es necesario mantener una comunicación constante con los proveedores que implica el intercambio de documentos que validan y certifican la orden de compra, el recibo de almacén y el pago acorde a lo establecido y entregado.

Toda esta comunicación y compleja tramitación que se tiene que repetir todos los meses, puede realizarse automáticamente con un programa que optimice estos procesos. Uno muy eficiente para el mismo, es B2B integra, una plataforma que ofrece una herramienta para cada fase del proceso de una compra. Puedes averiguar, cómo optimizar cada fase del proceso de una compra en los siguientes artículos.

Checa estas referencias:

Roger Camargo. (2021). Grabación Webinar. Enero 24 de 2022, de B2B Negocios Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=Tetzu8clqao

Mauricio Michan. (2021). Cómo medir los resultados en Compras. Enero 24 de 2022, de B2B Negocios Sitio web: https://b2bnegocios.net/como-medir-los-resultados-en-compras/

Rogerio Camargo. (2021). MasterClass B2B Portal. Enero 24 de 2022, de B2B Negocios Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=Tetzu8clqao